Plato Baruj (Por Mari)

Preparación para 4 comensales:
  • Se pone en un recipiente ½ kg de carne picada de pollo con el aliño que se quiera (ajo, perejil, pimienta y sal), y se añade pan rallado y leche hasta conseguir una pasta no muy espesa y que todo el pan rallado quede empapado en la leche. Se añade un huevo y se revuelve todo. Se reboza la carne con pan rallado dándole forma de hamburguesas.
  • Se cubre la base de una sartén con dos dedos de aceite limpio y a fuego no muy fuerte, para que el aceite no se queme, se van friendo las hamburguesas despacito. Al darles la vuelta se aplastan con una espumadera para que se hagan bien; deben quedar doraditas pero no quemadas. Cuando están bien fritas, se colocan primero en un plato con un papel de cocina para que empape el aceite, y luego se pasan a la fuente donde se servirán.
  • Se cuela el aceite de freír las hamburguesas, que no debe estar quemado, para quitarle los restos de pan. Se pasa un papel de cocina por la sartén para quitar los restos de pan que queden en ella y se vuelve a incorporar el aceite ya limpio.
  • Se escurre el líquido de 2 latas de champiñón y se echan en la sartén a rehogar (también pueden ser champiñones frescos, en este caso habrá que esperar a que se hagan). Se añade ½ litro de nata líquida sobre los champiñones y se deja la sartén un rato a fuego muy lento para que espese la salsa.
  • Se pueden volcar las hamburguesas en la misma sartén con la nata líquida y dejar que se terminen de calentar y empapar en la nata o bien volcar la nata sobre la fuente de hamburguesas y calentarla a fuego lento hasta servir.
  • Mientras se van haciendo las hamburguesas se pone a cocer en un puchero agua con sal y aceite. Al hervir se incorporan unos 300 g de cualquier tipo de pasta para acompañar a las hamburguesas (buscar algún tipo de pasta con formas y colores chulos para que quede el plato más bonito). Una vez hecha se sirve junto con las hamburguesas.

Este plato les gusta a todos los sobrinos y además llena bastante y es plato único.
El nombre viene de un amigo mío Israelita que se llama Baruj y me lo puso para comer un día en su casa.
Esta receta tiene mucho valor porque he tardado un año en incluirla en el blog de recetas.

3 comentarios

Émera dijo...

¡Está buenísimo! Doy fe...

Lucía

Dolita dijo...

Visito muy a menudo vuestro blog y hoy me decidí a comentaros. Este plato debe estar riquísimo, seguro que a mis hijos les encanta.
Gracias por la receta.

Émera dijo...

Muchas gracias por dejarnos el comentario!! Me alegro de que esta página te sea útil de vez en cuando...

Un beso!!